Preparándose para la educación de su hijo

educacion-acusticvisionContacte a los colegios adecuados y tómese su tiempo para hablar con sus profesores. Aquí hay algunas preguntas que usted puede hacer:

  • El colegio tiene experiencia de apoyo a niños con pérdida auditiva?
  • El colegio cuenta con profesores especiales para que apoyen a los niños con pérdida auditiva?
  • ¿Cuántos niños con pérdida auditiva hay en el colegio?

Consejos para los profesores

Lo que puede hacer para que sus estudiantes oigan mejor

  • Dé asiento preferencial. Siente al niño lejos de condiciones de ruido adversas.
  • Brinde al niño un mejor acceso auditivo y visual al profesor.
  • Mejore la calidad acústica en el salón de clase. Reduzca el eco y el indeseable ruido de fondo, como el sonido de sillas en el salón, colcando alfombras de pared a pared, techo con tejas acústicas, cortinas gruesas y deflectores de espuma que absorban estos ruidos de fondo.
  • Brinde notas de lectura antes de las lecciones. Dé estas notas con antelación.
  • Los niños pueden llegar a familiarizarse con los temas nuevos antes de la lección. Esto permite que el niño se enfoque en su audición.
  • Brinde un sistema de amplificación personal FM. Los sistemas personales FM llevan la voz del profesor a los oídos del niño por encima del nivel de ruido y sin verse afectado por la distancia.
  • Complementar las explicaciones verbales con ayudas visuales. Imágenes, gráficas e ilustraciones puede ser útil para reforzar la información auditiva.
  • Gane la atención del estudiante antes de hablar. Llame al niño por su nombre o con señales. Asegúrese de que tiene la atención del niño (por ejemplo por contacto visual) antes de hablar.
  • Párese cerca y manténgase así cuando esté hablando. Párese cerca y manténgase así al nivel de los ojos del niño, ayudándole a escuchar mejor y que se distraiga menos por los movimientos.
  • Hable con un tono de voz claro y audible. Hable lentamente y use palabras y frases simples para el niño. Hacer gestos puede ayudar.
  • De instrucciones claras y que no sean ambiguas. Use frases simples y dé todas las instrucciones claras y concisas.
  • Revise la comprensión. Asegúrese de que el niño entiende lo que le está diciendo. Observe sus expresiones faciales. Alternativamente, pídale que repita frases o las instrucciones dadas.
  • Déle al niño un tiempo para que responda a sus preguntas. Sea paciente y positivo: un niño ansioso y tímido, experimentará incluso más dificultades al pensar las respuestas a las preguntas.
top