Los síntomas de pérdida auditiva de los niños

aparatos-auditivos-pediatricos-acusticvisionLa pérdida auditiva en los niños, puede presentarse de diversas maneras, y puede experimentarse en diferentes grados. Pero hay un número de síntomas típicos.

Si usted cree que su niño podría tener daño auditivo, responder las siguientes preguntas le puede ayudar:

  • ¿El lenguaje de su hijo parece estar retrasado o inapropiado para su edad?
  • ¿Su hijo tiene problemas para entender una conversación correctamente?
  • ¿Su hijo no responde a sonidos fuertes o duerme con ellos presentes?
  • ¿Su hijo tiene dificultades imitando sonidos?
  • ¿Su hijo no es capaz de localizar la fuente de un sonido?
  • ¿Siente que su hijo se aparta de actividades en grupo?
  • ¿Su hijo sufre de frecuentes infecciones de oído?

Si usted contestó “si” a alguna de estas preguntas, hay probabilidad de que su hijo pueda tener algún grado de pérdida auditiva. Nos urge que haga una prueba de audición. Usted debería hacerlo incluso si el test de arriba no le indica ninguna deficiencia auditiva, pero usted aún tiene dudas. Es importante que usted esté atento a una potencial pérdida auditiva de su niño para evitar dificultades en la adquisición del lenguaje y aprendizaje. Entre más temprano se diagnostique, más temprano puede tomarse una medida apropiada para intervenir, y más pronto él/ella podrá disfrutar del colorido sonido del mundo.

CAUSAS DE LA DISCAPACIDAD AUDITIVA EN NIÑOS

Cuando algo está mal en la audición de un niño, los padres usualmente tratan de comprender el origen de la pérdida auditiva.

Las causas de la discapacidad auditiva infantil son diversas. Las principales son un embarazo de alto riesgo, diferentes enfermedades infecciosas, suministro de ciertos medicamentos y abuso de alcohol o drogas durante el embarazo. Adicionalmente también son causas posibles, aunque son menos comúnes, irregularidades hereditarias y meningitis infantil.

Los factores de riesgo que pueden causar pérdida auditiva antes, durante y poco después del nacimiento son:

  • Peso al nacer por debajo de 1,500 g y/o nacimiento antes de la semana 32 de embarazo
  • Pérdida de oxígeno y paro respiratorio
  • Administración de medicinas ototóxicas (diuréticos de asa, aminoglicosidos)
  • Lesiones mecánicas al nacimiento

En muchos niños, el daño auditivo ocurre después del nacimiento. Por ejemplo: (negritas)

  • En bebés y niños afectados por meningitis bacteriana o encefalitis
  • Después de casos severos de sarampión o paperas
  • Después de accidentes
  • Después de la quimioterapia
  • Después de inflamaciones crónicas del oído
  • En niños que sufren de algunos síndromes (como síndrome de Moebius, artrogriposis múltiple congénita, etc.)

Uno podría considerar la posibilidad de daño auditivo en:

  • Niños con malformaciones auditivas menores y severas (por ejemplo, síndrome de Franceschetti)
  • Niños con problemas cerebrales motores
  • Niños que no han desarrollado el habla, o que tienen un retardo
  • Niños que muestran un comportamiento anormal, como ser muy ruidoso, agresivo o completamente quieto.
top